Cuando la necesidad de comunicarse en una segunda lengua se torna inminente, es necesario encontrar la manera de comenzar a aprenderla.


Muchas personas llegan a la adultez dándose cuenta que no supieron aprovechar o no tuvieron en su vida la posibilidad de estudiar un segundo idioma.

Ya frente a puestos de trabajo donde la demanda del manejo de una segunda lengua se hace imprescindible para enfrentar una situación de negocios, conseguir un nuevo puesto de trabajo e incluso mantener sus puestos actuales, el adquirir los conocimientos de un segundo idioma se convierte, por ende, en prioridad numero uno si se quiere ganar en esta competencia que nace entre quienes la dominan y quienes no.

Aprender un idioma no es asunto de un día para el otro, mas si no se cuenta con esa habilidad innata para los idiomas, o con conocimientos básicos adquiridos en la infancia o adolescencia, ni con tiempo de dedicación; hoy en día, el factor tiempo es el problema fundamental de un adulto en plena actividad laboral, quien además tampoco ya cuenta, en la adultez, con esa capacidad de aprendizaje que se tiene en edades tempranas.

Ya frente a la única opción que es el comunicarse, no queda otra posibilidad que intentar comenzar a hacerlo.

En la experiencia que me dio el enseñar un segundo idioma, lo que más me han hecho notar mis aprendices es que les cuesta “hablar” (la Producción Oral), a veces olvidándose del “entender” (la Compresión Auditiva). Quizá a veces ellos no tienen en cuenta que la producción oral esta totalmente ligada a la comprensión auditiva. Ellos tienen que reconocer que si no pueden “entender” lo que su interlocutor les dice, jamás podrán responderle…

En este sentido, podemos afirmar que en esta comunicación es tan importante comprender como qué voy a responder. Para entender a mi interlocutor, debo tener ciertos conocimientos de gramática y vocabulario, pero una gran facilidad para la comprensión de la pronunciación y acentuación de quien me habla en esa lengua nativa. ¿Pero cómo adquiero ese dominio en poco tiempo? Con una exhaustiva practica en comprensión auditiva, utilizando cintas, cds, dvds acompañados de la transcripción de lo que se esta escuchando.

Escuchar y leer simultáneamente es la manera más rápida de comenzar a visualizar lo que escucho. Esto, por supuesto, acompañado de la ayuda de un diccionario o tutor, que ayuden a comprender el sentido de lo que se leyó y escucho. De esta forma, además, se estarían incorporando vocabulario y expresiones nuevas. La mayoría de los libros de enseñanza de idiomas como segunda lengua cuentan con la transcripción de las grabaciones al final del mismo. Otra practica muy útil y entretenida es ver películas con los subtítulos en el mismo idioma. Para ello se cuenta hoy con DVDs que se pueden programar para verlos de esta manera. También el ver películas en el idioma extranjero con los subtítulos en el propio idioma, suma a esta practica. Y por ultimo el escuchar canciones mientras se leen las letras hace que sin querer se memoricen expresiones y palabras nuevas con la pronunciación correcta.


A la par de esta práctica auditiva debe comenzarse con la práctica de la producción oral. Responderle a ese interlocutor, a quien, medianamente, le comprendí lo que dijo, puede tornarse mas fácil con una serie de frases armadas previamente estudiadas. Es decir, ese interlocutor puede usar frases y expresiones que quizá el aprendiz jamás vaya a memorizar ni utilizar, pero el tener frases previamente aprendidas le facilitaría el dialogar en ese momento. Ya en este punto donde la comprensión auditiva se ha comenzado a adquirir, es indispensable comenzar con la práctica de producción oral a través de diálogos basados en el contexto previamente definido (con un profesor o guía), donde se practiquen la comprensión y la capacidad de respuesta.

A esto debemos sumarle la calidad de la pronunciación del aprendiz, ya que un nativo podría tener dificultades en entender sus frases que, aunque gramaticalmente correctas, carezcan de la suficiente calidad en la pronunciación, necesaria para que ese interlocutor extranjero llegue a comprenderlas. Es decir, podremos notar que al momento de priorizar entre buena gramática y buena pronunciación, esta última ocuparía el primer lugar. Por lo tanto es importante comenzar a poner más énfasis en “pulir” la pronunciación, que en intentar perfeccionar la gramática.

En resumen, lo que la mayoría de los profesores hacen que es exigir al alumno una perfecta producción desde el punto de vista gramatical, quedaría así en segundo plano, siempre y cuando se tomen las precauciones de no cometer errores importantes que impliquen el envío de un mensaje totalmente opuesto al que se quiso dar!

En conclusión, concentrarse en la práctica de la comprensión auditiva y la buena pronunciación de esas frases previamente estudiadas para cada ocasión, seria el puntapié inicial en este aprendizaje que, aunque implique en su totalidad un largo proceso, no es imposible, como a veces pueda parecer.


Copyright ProZ.com, 1999-2006. All rights reserved.


ProZ.com - https://mlt.proz.com/translation-articles
APRENDER A ENTENDER
https://mlt.proz.com/translation-articles/articles/2270/1/APRENDER-A-ENTENDER
Author: Claudia VT
Argentina
English to Spanish translator
http://proz.com/pro/28332 
By Claudia VT
Published on 03/8/2009
X
Sign in to your ProZ.com account...
Username:
Password:




Your current localization setting

Maltese

Select a language

All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Fittex għal terminu
  • Xogħol
  • Fora
  • Multiple search